El mercado de la telefonía móvil requiere un constante trabajo con el objeto de mostrar evolución en los dispositivos.

La competencia en esta área es brutal por lo que se hace necesario esforzarse en tratar de ser los primeros en presentar nuevas funcionalidades y excelentes diseños para ganarse un lugar en el mercado.

Es por ello que Samsung se ha caracterizado por ser una de las empresas más exitosas en el ámbito de telefonía móvil. Pero, son muchos años escuchando de esta marca ¿sabes cómo fueron sus comienzos? A continuación te contamos la historia de los Galaxy Samsung.

Los comienzos  de Samsung

En el mes de marzo del año 2010, la afamada compañía de dispositivos Android lanzó al mercado su equipo Galaxy S. Para el momento esto fue una revolución en el sector tecnológico.

El primer modelo de Galaxy Samsung S, se consideraba increíblemente potente, incorporando pantalla de tipo táctil, memoria RAM de 512 MB, cámara de 5MP así como otra cámara en el frente

Luego de esto, en el 2011 ya se encontraba en el mercado el modelo Galaxy SII, el cual añadía mejoras en cuanto a las dimensiones de la pantalla y la velocidad del procesador. Posteriormente el modelo S3, se enfocó en ofrecer una gran definición en pantalla.

El S3 resaltó en el mercado por presentar la funcionalidad Multi Window, gracias a la cual por primera vez podíamos contar con la posibilidad de abrir aplicaciones de manera simultánea. Fue así como Samsung inició el camino de la tecnología móvil multitasking.

Cambios estéticos y una nueva era

El siguiente modelo fue el Galaxy S4, en el cual se agrega una mejor pantalla AMOLED y una memoria RAM de 2GB. La estética cambió radicalmente con este nuevo equipo, el cual fue el primero en llevar borde de tipo metálico y botones de este estilo.

Con el S4, los botones cambiaron de ubicación, diseño y tamaño, siendo más accesibles a los usuarios.

Una nueva renovación llegó a los dispositivos Samsung con el modelo S5, mediante el cual se renueva totalmente la imagen de los equipos de la marca, añadiendo un lector para las huellas dactilares.

El Galaxy S5, también mejoraba en la apariencia de la pantalla y el rendimiento gracias a la incorporación de un nuevo modelo de procesador.

Luego se agregó a la familia Galaxy, el S6, el cual presentaba un diseño más resistente y fue el primer equipo en presentar una pantalla doble de tipo curva. La resolución de la pantalla mejoró y se añadieron funcionalidades para edición de fotos.

El Galaxy S7, por su parte, permitió presentar al mercado la incorporación del ecosistema de realidad virtual, con una cámara que permite la captura de fotografías en 360 grados.

El modelo siguiente, el S8 y el samsung galaxy s8 plus, agregó funcionalidades para la captura de imágenes de mejor calidad, así como un procesador potente para un increíble rendimiento. Igualmente la resolución alcanza un nuevo nivel con una excelente calidad de colores.

Ahora con el Samsung S9 y el S9 ha llegado una nueva revolución al mundo de la tecnología móvil, presentándose estos modelos con un diseño vanguardista e increíbles funcionalidades, las cuales muestran como el gigante tecnológico de Corea del Sur, se mantiene en los primeros lugares del mercado.